10 de diciembre de 2012

Anaga Maratón 2012



Emocionantes las horas vividas ayer domingo en la edición 2012 de esta carrera, resultando ser, a pesar de la ultra de la isla, la competición trailera por excelencia de Tenerife. Allí nos reunimos unos 900 corredores, acierto en la separación en horario de salida de las dos distancias a cubrir (21 y 44 km). De esta manera los de la distancia corta tuvimos la oportunidad de animar a los titanes que iban a luchar por cubrir las vicisitudes que Anaga les tenía preparada.
Del Atlantes Trail, fuimos 16 corredores a cubrir nuestros kilómetros, de la de 21, Fabiola, Lolo, Juanma, Sergio, Víctor, Carlos y yo; y en la de 44, José, Juan, Jonay, Abraham, Mario, Gapi, Ivan, Hugo e Ibys. Son todos unos valientes, alguna saliendo de un complicado catarro y otros lesionados, pero lo hicieron, allí estuvieron y aunque el día antes reflexionaron si ir o no ir, allí estaban, dándolo todo.
Pasamos momentos preocupantes cuando Ibys tuvo que retirarse en Chinamada con mareos y deshidratada; momentos de agobio al ver que Jonay, aquejado de una tendinitis en el tobillo no aparecía, ufffff pero llego y lloro; y momentos desesperantes al ver a Loly con la mirada fija en la calle de la Rúa porque Gapi no llegaba, pero lo hizo.

Los cronos son lo de menos, para eso están las clasificaciones colgadas en Internet, lo importante es que fuimos, hicimos lo que pudimos y sobre todo lo disfrutamos.
Felicitar a la organización por el trabajo, a todos los voluntarios que estaban en los puntos conflictivos y en los avituallamientos y a los escobas. La puntualidad fue la nota a destacar de este evento al cumplirla con exactitud meridiana.
Gracias a todos, a todos los que corrimos y a todos los que vinieron a animarnos (María y Pablo, Raquel y Ariadna, mi familia (mi madrecita, mis tías, mi tío, mis primos), Gabriel, Rayco, Antonio, Toñi y otras muchas personas (corredores, fotógrafos, animadores, etc) que nos alentaban por los caminos y senderos y nos hacían sentir que éramos las estrellas de ese día. 


Chicos somos un gran equipo, a seguir corriendo, pero primero nos toca celebrar las fiestas navideñas y esta vez hay música en vivo, así que preparen sus instrumentos y hagamos gárgaras de miel y limón jejeje. Hasta el 22.

Leti


Fotos:

Clasificaciones:

Castañate Las Patas



Ya el entrenamiento previo fue el aviso de las emociones que viviríamos el día de la carrera, eso sí a un ritmo mucho más pausado que las del día de la competición pudiendo disfrutar de la inmensidad de las crestas y barrancos de esta hermosa villa. La mañana de la carrera se presentó fría y con anuncio de lluvias a partir de la una del mediodía, adelantándose a las once.
Las dos distancias a cubrir (12 y 21km) salíamos al unísono de forma precipitada, tanto que alguno cayó al suelo. Del Atlantes fuimos Mario, Anibal, Javi, Antonio, Abraham, Fabiola y yo. Batallamos con el barro, el agua de los charcos, trepamos por cuerdas, descendimos laderas de barranco, trotamos por pista, la carrera da mucho juego y no tenía desperdicio.
Al final buenos tiempos para todos, algunos premios y diversión a raudales en el polideportivo con buena música en directo y un plato de pescado salado, papas, mojo y castañas y en buen ambiente deportivo, ¿qué más se puede pedir con los tiempos que corren?. Algún pequeño fallo con las clasificaciones de la carrera de 12km pero que, con buena letra, fueron enmendados por la organización a la semana siguiente.
Desde este modesto equipo felicitar a la organización por el trabajo realizado, revisar los posibles fallos e incitarlos a promocionar la tercera edición.



Leti


Fotos:

 


15 de noviembre de 2012

Fudenas 2012



El pasado día 26 de Octubre marchamos Rafa, Rober  y yo rumbo a Fuerteventura. Nada más llegar a la isla cogimos la guagua que nos llevaba al hotel (en Pto. Rosario), “sorpresa”…la parada más cercana nos dejaba a unos 500 metros. Pues nada;  a cargar la caja de la bici al hombro, la maleta en la mano y…. a caminar se ha dicho. Llegamos al hotel, dejamos los matules e inmediatamente fuimos al cuartel (que se encontraba a escasos metros) a recoger el dorsal y a informarnos de los horarios para trasladarnos a la salida. Volvimos al hotel con la misión de montar las bicicletas “todo un espectáculo en medio de la Avenida marítima”.

Por la noche relax…cervecita…cenita y…a la cama.
Nos levantamos a las 6, bajamos a desayunar y con la misma pa´l cuartel, donde nos esperaba el despliegue de soldados (muy bien organizados) que nos trasladarían hasta Corralejo. Llegamos a la salida, había muchísima gente, y…..¡¡¡Qué casualidad!!! Me encuentro con mi compañero del Atlantes… Jonay. También iba a hacer la prueba con tres amigos más. Nos fuimos hasta el arco de salida y donde quiera que mirara sólo veía cascos y bicis “que pasada”.
Llegó la hora, pistoletazo de salida y a pedalear. Las pistas presentaban un bacheado característico de zonas ventosas. Los paisajes que comenzábamos a ver eran espectaculares. El calor se hacía notar pero gran parte del recorrido del discurría por la costa y la brisita marina ayudaba bastante.
En nuestra primera travesía de 67Km pasamos por el Jablito, El Cotillo, Roque, Tefía, Llanos de la Concepción, Valle de Santa Inés y, finalmente, Antigua….para empezar no está mal.
Entramos en el pueblo, nos hicieron dar un recorrido para terminar en el campo de fútbol. Llegamos con un tiempo de 4 horas justitas y con tierra hasta en las pestañas. Era el primer día y lo tomamos de prueba.  Aparcamos nuestras bicis, nos avituallamos un poco con fruta y bebida y nos fuimos a duchar y a instalarnos en el pabellón donde posteriormente dormiríamos. Cuando salía de la ducha me llama Jonay, que había llegado. Se había quedado sólo; se adelantó en un tramo y perdió a sus compañeros (nada difícil entre tanto ciclista). Estuvo esperándolos en uno de los avituallamientos  pero sin resultado, así que decidió acabarla en solitario.
Había una carpa enorme a lado del pabellón donde nos dieron de comer. Teníamos masajistas pero la cola era tan grande que ni lo pensamos (había que llegar pronto).
El resto del día estuvimos estirando, nos pasamos por la cantina del campo a tomarnos nuestro recuperador….””cervecita…claro”” jeje.
Llega la noche, cenita, video recordatorio de la prueba del año pasado y, a mumú. La verdad es que no dormí casi nada, con 2 aislantes en el suelo (el próximo año la colchoneta fijo).
Por la mañana temprano nos despierta la banda de música del ejército…se me pusieron los pelos de punta…era muy emocionante. Tocaban genial!!!!
Desayunito y….otra vez a molernos el culete (de lo más que me acordé en toda la prueba). Esta vez había hablado con Rober y le dije que iba a dar todo lo que pudiera y, desde que sonó el pistoletazo empecé a tirar.
Delante de mía, como unos 800 ciclistas. Había tramos en los que era imposible adelantar por lo estrecha que era la pista pero en cuanto tenía la menor oportunidad, ni me lo pensaba…pa´lante.me quedaban 83Km de sufrimiento y ” vaya que si sufrí”. Esta vez estuve sólo todo el trayecto. Pasamos por Valles de ortega, Casillas de motales, Tuineje, Juan Gopar, Tarajalejo (aquí llegamos a la costa y el viento en contra se notaba y dificultaba el pedaleo), Lajita, Matas Blancas, Costa calma y, finalmente, Morro Jable.
Me comentaban en durante el trayecto algunos corredores que el trazado era más duro que otros años, yo nunca lo había hecho pero duro era, os lo aseguro jeje.
Hubieron tramos de dunas, al suelo y arrastrar de la bici, te enterrabas y costaba un montón.
No pensé encontrar un perfil duro en cuanto a desniveles, pero la última parte de la ruta parecía un serrucho, montaña pa´rriba, montaña pa´bajo, y con los km que llevaban las piernas…..
Los últimos 10Km se desarrollaron en asfalto y creo que hubiera preferido todo de tierra. Las rectas con pendiente constante eran interminables “”como quemaban las jodías””
Por fin veo a lo lejos el arco de meta, no me lo creía, ya no podía ni con mi alma. Cuando crucé me sentí como si la hubiera ganado. Tardé 4 horas 20 min. Pregunté a un soldado que estaba en meta y me dijo que había llegado entre los 25 primeros.
Inmediatamente fui a reponerme con frutita y bebida, rápidamente una duchita me esperaba y…directo al masajito, esta vez no se me podía escapar. En el trayecto a la carpa del masaje “sorpresa” me encuentro con Jonay llegando a meta. Esta vez había decidido tirar pa´lante pero tuvo un problema con la cadena que lo retrasó un buen rato. Me enseñó las manos y las tenía llenas de moratones del golpeo continuo con el volante “qué sufrimiento”. Jonay: “El próximo año doble suspensión”” jeje.
Al ratito entraron mis compis Rober y Rafa con un tiempo de 5 horas 21 min. “Pedazo equipo”
Los compañeros de Jonay tardaron un poco más debido a que la chica que iba con ellos se había caído y se golpeó en la cara, aun así decidió terminar la carrera “que valiente” sabiendo que le quedaban muchos kilómetros por delante.

 













Esperamos a que llegara el último participante y fue espectacular. Escoltado por la guardia civil, el ejército, la ambulancia…todos con las sirenas puestas…muy emocionante.
Guaguita y pa´l hotel a descansar.
Felicitar el pedazo de organización por parte del Ejército, que sin ellos, está claro, no hubiera sido posible.
El próximo año, sin duda y si puedo repito, os lo recomiendo.
Siento haberme extendido tanto, y muchas cosas se me quedan en el tintero, pero es que un finde completo da para mucho palique, jejejeje

Saludos
Hugo


Fotos:
FudeNas
La Provincia
Sergio Arafo 1
Sergio Arafo 2

Clasificaciones:
General

13 de noviembre de 2012

MEDIA MARATÓN DEL TANQUE 2012

Una año más, y ya son cinco con la presente edición, se reunían en el municipio de El Tanque lo más florido del panorama trailero. Allí fuimos cuatro Atlantes a darlo todo ante la lluvia y el barro, Abraham, Anibal, José y yo, y los demás preparando la K42, parece que este año va a estar a petar de corredores. También nos acompaño el amigo Rayco, que anda un poco aquejado de la espalda, pero intento dar todo lo que pudo y llegar a meta, con dolor, pero llegar.

Estaba claro, después de lo que había llovido estos días, que nos enfrentábamos a un recorrido, que si bien en su parte de subida era llevadero por el picón y la pinocha, en el tramo final se hizo divertido pero a la vez complicado por el barrizal. Más de un culazo alcance en las dos últimas bajadas antes de llegar al asfalto. Era curioso agarrarse al tronco de los brezos y llenarte las manos de barro, éramos muchos los que habíamos empleado está técnica para descender las emocionantes cascadas embarradas. Ahora si, lo peor fue subir hasta las antenas, ahí si que no había de donde tirar y me acordaba de cuando iba a esquiar y perdía el control de los esquís, se cruzaban y pa bajo se dijo jejejejeje.

Los Atlantes quedamos bien situados. El primero en llegar a meta fue Abraham, con un tiempo de 2:18, siendo 5 de la categoría M50, a continuación José con 2:23 y 7 de la categoría M45, después Anibal con 2:25 y 63 de Senior y la última, como siempre, yo, jijijiji, con 2:40 y 1ª de F40.

Ya el año pasado disfrute mucho de esta carrera, como siempre un ejemplo de organización y de que con esfuerzo y voluntad se alcanzan los objetivos marcados. Desde aquí felicidades a los organizadores, lo hemos pasado bien y nos lo han hecho pasar bien. Y que decir del sorteo final, inmejorable, menudo trabajo el de estos organizadores, conseguir tantos regalos de empresas del municipio, carnicería, dulcería, sucursales de bancos, ferretería, etc, etc. Es difícil, con los tiempos que corren, conseguir que los pequeños empresarios donen artículos para cualquier evento, pero ellos lo hacen posible.

Leti.

Clasificaciones:

Fotos:



28 de octubre de 2012

Ultra Tenerife BlueTrail



Voy a intentar describir mis sensaciones de lo que fue la participación en la Blue Trail 2012 en la modalidad Ultratrail.

Manifestar mi pesar, por la muerte de Manuel Carmona y transmitir mis muestras de afecto a su familia, que debe estar pasando momentos muy duros.

Tras unos días de descanso de entrenamientos, llegamos al viernes 19, noto en mi un poco de incertidumbre, preparo bien mi alimentación, recojo el dorsal, intento dormir un poco sin conseguirlo y nos vamos Jose y yo a coger la guagua en La Laguna, donde nos encontramos con otros participantes de la Ultra. No sé si en el trayecto a Los Cristianos logré pegar ojo, pero lo que sí es verdad, es que en esta edición no me dio sueño. 

Llegamos al Puerto donde nos esperaba el barco, mucha gente conocida y me daba la sensación de que todo el mundo era consciente de lo que teníamos por delante. Arranca la carrera con buena animación a un ritmo para nosotros bastante tranquilo, manteniéndonos juntos dentro del pelotón Francisco del Chinamada, mi hermano y yo. Antes de llegar a la Camella, una pequeña duda en el camino y un pico me atraviesa la parte delantera de un dedo del pie, seguí y me olvidé de él. 

Llegamos a Arona muy bien y tras avituallarnos seguimos para Ifonche. Una vez allí, nos sorprendió el frío y comentaban que había una temperatura de menos dos grados en ciertos tramos hasta Vilaflor. Me protegí con todo lo que llevaba y continuamos la marcha.

Jose y yo empezamos a tirar fuerte y cuando nos dimos cuenta estábamos delante del “caldo” exquisito que habían preparado durante toda la noche, todo un revitalizante.

La subida a la Degollada, la hago más tranquilo, mientras que Jose mantenía su ritmo y se alejaba. Paro a tomar un té que llevaba en la riñonera en el asiento del Paisaje Lunar, para disfrutar por unos minutos del amanecer. Continúo con mi amigo Tomás del Guajara, hasta la subida de la Grieta, donde él hace una parada y yo sigo, enfrentándome a la altura para desembocar en la Pista del Filo. Se me hacía largo el camino, tras pasar por el volcán de Fasnia, y después de unas largas rectas inclinadas, llegué al puesto de avituallamiento donde estaban los compañeros Jonay, Mario y Hugo dándome ánimos e interesándose por mi estado. “Gracias chicos”

Recuperé debido a la bajada de altura, prácticamente hice el tramo hasta el Portillo corriendo y una vez allí, mientras comía se oían comentarios de una posible suspensión de la carrera, notica que se hizo oficial en pocos minutos. ¡Mala suerte!, no siempre salen las cosas como uno quiere, solo deseo un buen futuro para esa familia que perdió a uno de sus miembros y el resto, pues, a seguir disfrutando de las carreras de montaña.

Juan Molina

25 de octubre de 2012

Tenerife BlueTrail 2012

Tal y como he leído en algún blog, soy de la misma opinión, toda carrera debe tener su crónica (Un Trail Runner del Montón). Y esta no va a ser menos.

Ya de todos es meramente conocido el triste acontecimiento ocurrido durante la prueba de Media Trail, del cual, desde Atlantes Trail dar nuestro máximo apoyo a la familia  y conocidos de Manuel Carmona.

En lo estrictamente deportivo/social del evento que nos ocupa, comencé la aventura de la Tenerife BlueTrail, en su versión de 56 Kms desde el Viernes 19 por la tarde.  Fue entonces cuando una vez recogido el material me dirijo con mi mujer al Teide. Habíamos reservado la noche en el Parador de Las Cañadas, un "capricho" que nos dimos. Así amanecía ya arriba y no tenía que estar con el follón de la guagua ni el madrugón.

Mientras subía al Teide lo pasé un poco mal, no por tanta curva, sino con la que nos estaba lloviendo, los 3 grados que hacía y la niebla. No paraba de darle vueltas a la cabeza el frío que ibamos a pasar al día siguiente, aún sabiendo que las predicciones serían buenas para el sábado, tal y como realmente fueron.

Una vez en Las Cañadas ya nos instalamos en el Parador, quedamos con Leti, Lolo y Jonay que también estaban por allí. Jonay había ido de apoyo con el coche, eso si que es nivel... Una vez preparado el material cenamos como campeones, que había que rellenar las reservas, y luego a descansar hasta el día siguiente.

Amanece el sábado, la noche la he pasado un poco raro, me he despertado muchas veces y no he descansado todo lo que me hubiese gustado, sería cosa de los nervios y saber que me voy a enfrentar a la prueba más larga que he hecho hasta ahora. El desayuno casi no me entra, y en la mesa contagio un poco de nervios a Leti...y trato un poco de evadirme para ver si puedo desayunar algo.

Cuando estábamos preparados salimos fuera y menudo pelete. Nos hacemos unas fotos y empezamos a saludar a gente mientras nos dirigimos al punto de partida. Una vez allí pasamos el pertinente control de material y listo para salir.

Con puntualidad británica salen como tiros, momento en el que recuerdo unas palabras de David Lutzardo que decía que la gente siempre sale disparada, sea una prueba de 5 kms como la de 56 kms... al principio me cuesta un poco, las piernas están entumecidas y casi ni siento los pies. Una vez dentro de la pista de 7 Cañadas parece que empiezan a responder y el frío se va pasando. Una vez llegamos a la subida de Guajara se empieza a formar un pequeño tapón y subimos en "tren" hacia el filo. De camino me quito el chubasquero, ya el calor se nota, y como novato en estas "lidias" intento guardarlo en la riñonera mientas camino sin fijarme, y al suelo. De tanto querer protegerme las piernas pongo las mano y me hago una brecha importante, no para de sangrar, por un momento pienso que lo tendría que dejar, "ni de coña". Trato de cortar la hemorragia con el guante hasta arriba que sabía que estaban los de la Cruz Roja. Una vez allí les digo que me curen, y mientas tanto me empieza a pasar gente y gente. Cuando termina veo que casi me he quedado a la cola de  la carrera, y en varias partes del recorrido me quedé "atrapado" en varios tapones, hasta que la pista ya se ensanchó y pude empezar a adelantar.

De aquí en adelante ya fue todo "más tranquilo", ya sabía que lo único que tenía que hacer es mantener un ritmo y poco a poco iría progresando. De camino al primer avituallamiento, menos mal que me encontré a Lolo y me dejó líquido, ya me había quedado seco.  A partir de aquí fue un poco deambular por esos parajes del Teide hasta llegar al avituallamiento de Izaña, donde de repente me encuentro con los compañeros de Atlantes que habían ido a animar, que si el video por aquí, que si foto por allí... la verdad que se agradeció mucho la presencia de ellos (Jonay, Mario, Hugo, Raquel y Ariadna). 

Seguí hacia el Portillo, esta parte del recorrido nunca la había hecho y la verdad que estaba bastante bien para rodar, y una vez allí, comí un poco y empezamos el descenso, sin antes pasar por un grupo numeroso de animadores. El descenso fue largo, muy largo y muy pedregoso, las lluvias de días anteriores lo habían limpiado...

Ya en la Cruz del Dornajillos, mientras comía algo escucho por alguna de las emisoras de la gente que se suspendía la carrera. Nos quedamos todos con caras raras y asombrados, preguntamos a los militares y no sabían absolutamente nada. Con lo que decidimos seguir la carrera y ya en La Caldera nos dirían algo. 

De camino a la Caldera, iba sufriendo bastante, las piernas ya estaban bastante resentidas, nunca había corrido tanto, eran casi 44 kilómetros y me dolía todo. Pero sabía que podía llegar a Pinolere, tenía fuerzas y unas ganas increíbles.

Una vez llegué a La Caldera, nos confirman que la carrera se suspende, en el ambiente hay un silencio que emociona, el grupo de corredores que vamos llegando nos quedamos un poco asombrados/aturdidos con la noticia.  Allí me vuelvo a encontrar con los compañeros del equipo que me terminan de aclarar porque se había suspendido.

Total, que la carrera termina para mi con 5 horas 40 minutos y casi 44 kms. Luego nos vamos a Pinolere, donde me esperaba mi familia. Un masaje de recuperación y para casa a descansar. Ya en otra edición lo volveremos a intentar.

Dar la enhorabuena a todos los Atlantes que nos atrevimos a aventurarnos en esta carrera, a Juan y Jose en la ultra, a Juanma y Antonio en la Media, y Leti , Lolo en la Trail, así como a los que nos acompañaron en diversos puntos del recorrido.

En cuanto a la organización del evento, no voy a comentar nada, creo que todo lo que podría decir se ha dicho de alguna u otra forma, y no me gustaría seguir dando vueltas. Conociendo a la organización, se que tomarán nota de todos los comentarios, sean buenos o no y seguro, y eso esperamos, que Tenerife tenga una gran prueba. 

Un saludo a todos

Sergi

#KeepOnRunning


Clasificaciones:

Fotos:

Videos:






17 de octubre de 2012

Artenara 2012 by Lolo


Bueno esta vez me toca a mí contar un poco sobre lo sucedido en la Artenara Trail. Ir a Gran Canaria es para mí una alegría, mi hermana, sobrinos y una sobrina nieta viven en esta maravillosa isla. En principio voy a esta carrera con la idea de disfrutar y pasarlo bien con los amigos de La Palma. Tras recoger los dorsales y conocer algún que otro corredor me hago a la idea de que esta no será una carrera fácil. 
El mismo día de mi llegada a Gran Canaria mis hermanos me dan la noticia de que mi padre está enfermo y que se encuentra en urgencias en observación. En principio me tranquilizan y me dicen que no me preocupe. Mi mujer (Leti) que también va a correr intenta animarme y tras unos días en casa de mi hermana recogemos en el aeropuerto de Gando a los amigos del Trecus y nos encaminamos a Artenara. Como siempre me toca conducir, la verdad es que la ida se me hace bastante larga y no me encuentro muy bien, en realidad ando preocupado por mi padre y la carretera no te da tregua, solo haces pensar en lo mismo mientras conduces. No me entero de que van hablando en el coche, sólo recuerdo que paramos en un pequeño restaurante en San Mateo para tomar un café y seguir el recorrido. 
Una vez llegamos a Artenara localizamos al dueño de la casa cueva y nos instalamos. La verdad es que llegamos bastante tarde, cenamos y a la cama. Al día siguiente los amigos de La Palma se levantan temprano desayunan y sale en busca de los dorsales. Está amaneciendo y desde la puerta de la casa vemos un cielo maravilloso, de esos que sólo se ven en la montaña, donde las pocas luces artificiales no lo estropean del todo. 
Tras algunas bromas y charlas fuimos hacia la salida y sin darme cuenta comienza la carrera. Leti junto con Jose y Paquito fueron llamados como corredores destacados y salen delante. La verdad es que no recuerdo gran cosa del recorrido, mi cabeza no estaba en Artenara, estaba rondando a mi padre, haciéndole muchas preguntas que sólo él y yo sabemos. A veces volvía a la carrera y me preguntaba que hacía ahí. Cuando paso junto a un cartel de Km 5 digo ya basta, lo dejo y me paro. En ese momento me adelantan unos cuantos corredores y pienso ¡no! ¿Por qué paro?, supongo que a mi padre no le gustaría que abandonase, ya una vez aquí no voy a solucionar nada si me paro. De repente siento que debo seguir y comienzo a correr. 
A partir de ese momento sigo en la carrera pero luchando contra la mente que intenta jorobarte haciendo que vayas pensando en lo que no te ayuda nada. Bueno al final llego a meta y veo a mi sobrino Gabriel y su novia Isolina, me dan una fuerte alegría y a la vez me derrumbo, cuando acabas una tortura como esta sientes alivio pero por otro lado estás machado. Bueno unos minutos después me repongo entrego el chip y me comienzo a hidratar, sin embargo, por megafonía avisan que Leti se retira en último avituallamiento. Salgo disparado hacia meta y la veo llegar a la zona de recuperación, trae un cabreo de órdago porque los de emergencias según ella la retiraron, eso a mí en ese momento no me importa ni lo más mínimo mi preocupación es que se encuentre bien. Al primer vistazo veo que está tiritando, lo cual me preocupa después de lo ocurrido en Fuencaliente. No obstante, esta vez se recupera rápido y me cuenta que sabe cuál es el motivo de su “mal”, los nervios. Competir es genial pero cuando comienza a gobernar el estrés por las posiciones es duro y pasa factura. Bueno ahora escribiendo este tostón se que el tema lo tiene controlado lo cual a mí me tranquiliza aunque, en la sombra, como siempre estoy atento…..
Bueno para finalizar, debo decir que mi padre ha mejorado algo y aunque suene a tópico y él no se entere, me gustaría dedicarle el esfuerzo de esta carrera, con el permiso de los lectores. Muchas felicidades a los participantes y organizadores. Cada corredor pasa por su particular Calvario, por eso considero que todos tienen algo que les hace especiales y por lo tanto los admiro.
Lolo.
Por cierto, una vez oí a un corredor decir “no hay subidas malas sino malas subidas”, creo que esta frase refleja lo que he vivido en Artenara.

Clasificaciones:
Fotos:

16 de octubre de 2012

VUELVO A DISFRUTAR. VULCAN RACE 2012



Aunque me salto el orden de publicación de carreras, y aprovecho para recordarle a Mario y Lolo que tienen que contarnos las impresiones sobre el MKV y la Artenara Trail, quiero reflexionar sobre lo vivido en la IV Vulcan Race de este domingo 14 de octubre, en la que, y haciendo alusión al título, he vuelto a disfrutarrrr. 

Después de dos carreras (TENEGUÍA TRAIL y ARTENARA TRAIL) donde las sensaciones fueron desagradables, teniendo incluso que abandonar en la segunda, he parado a pensar y buscar la causa de lo sucedido y creo que todo está en mi cabeza, erróneamente cambie el orden de prioridades pasando a ser la competición la primera y craso error. Así que después de analizar lo pasado partí hacia la Vulcan Race con la convicción de corregir mi mente y encauzar mis sensaciones.
A las ocho de la mañana habíamos quedado en la gasolinera de San Juan de La Rambla los Atlanteros que competíamos (Mario, Hugo y la que suscribe). Además, nos acompañaban Jonay, Lolo, Raquel , Ariadna y mi madre, que después de lo acontecido en las últimas carreras andaba preocupada y cambio una noche de fiesta en el Puerto de la Cruz con sus amigas por acompañarme un domingo de carreras, pobrecita termino molida.

Llegamos tempranos a Garachico y con tan buena suerte que aparcamos en la Avenida. Recogemos dorsales y saludamos a los amigos corredores. Calentando nos vemos venir a Abraham, que alegría ya que pensábamos que no venía, unos días atrás estaba aquejado de un fuerte catarro. Por mi parte apure el tiempo para hacer algunos ejercicios de yoga para eliminar tensiones y casi no llego a la salida. Antes de que Basilio diera la salida me acorde de las palabras de mi amigo Paquito, “…al salir vete más despacio, de menos a más…” porque lo habitual en mi es salir como loca que lleva el diablo y consumirme enseguida, vamos parece que estoy en un 200m lisos, jajajaja, creo que me he equivocado de disciplina deportiva, jajajajaja.

Y así hice, salimos en la misma dirección que la llegada de la tan comentada Cruza Tenerife y prontamente empatamos con el sendero PR 43, a esta altura me habían adelantado muchas personas, pero pensaba “…de menos a más, de menos a más…” y así culmine el MKV en 27 minutos, sin trotar, solo caminando, todavía quedaban casi ocho km por delante. Subiendo por las calles empinadas me encuentro con el amigo José Delgado “el lechu” y sus palabras me animan a tirar. Ascendiendo pensaba en lo bueno que había sido venir el viernes anterior a caminar la carrera, en todo momento sabía cuánto quedaba y el tipo de terreno que tenía por delante. Otra alegría fue ver a Rufi y su hermano antes del segundo avituallamiento. Con Rufi había hablado por el face de mi mala experiencia en Artenara y la creencia de que todo estaba en mi cabeza y al pasar me dijo “Letiiiiiiiiiii estás disfrutrando???” y yo le dije “…como una loca...”
Ya no quedaba nada, unos kms de pista y a la vista el punto más alto del recorrido, los 10,5km alcanzados y ahora toca bajarrrrrrrrrrrrrr, yupiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, me encanta bajar, la energía interior fluye, el sudor desaparece, sonrío y solo te concentras en el suelo. Pequeño cambio y nos hacen cruzar el puente de madera, de nuevo Rufi y Miguel, ahora toca desandar lo subido. En el descenso adelanto a algunos corredores y noto que un señor se me pega y vamos al mismo ritmo. Alcanzo las calles asfaltadas y adelanto a una chica y me despego del citado señor. Antes de llegar a la bajada final, coincidente con la MKV, había una ambulancia y pienso noooooooooo ni de coña, no quiero volver a entrar en una ambulancia. Inicio descenso técnico y en la segunda o tercera curva me vuelve a pillar el señor, al final resultó ser Santiago Hernández el primer clasificado de M60, y me dice “…te voy a contratar como liebre…” hecho una carcajada y sigo bajando. Después de que el bueno de Carlos González me hiciera una foto, tuve que pararme a amarrar la liga del tenis y de lejos ví a la última chica que había adelantado. El final estaba cerca así que patas para que las quiero y de lejos oía “…venga Letiiiiiiiiiiii…” y pensaba no puede ser, pero sí, eran mis amigos y familiares esperándome en la meta y mi madre, esta vez se quedo tranquila, jijijijiji.
Qué buena la participación del Atlantes, Hugo el 12, mi madre este niño con el poco tiempo que lleva y nos da estas alegrías, sigue asíiiiiiiiii. Mario menudo carrerón, el 20 y con las rodillas todas matadas cual muchacho chico y la palma de la mano morada, cuídese mi niño y en la próxima la mochila, los botes pal carajo, jejejeje, y por último Abraham, que a pesar del catarro llego el 64 y quedo el cuarto de su categoría M50.

Por mi parte, muy muy contenta, mi objetivo se cumplió, terminé la carrera y comprobé que puedo controlar mi cabeza, y sobre todo que de ella tendré que tirar este fin de semana en la BlueTrail, mi madre nunca he hecho un maratón y me estreno con 56km, me da que el resultado será decisivo, jejejeje, si llego a meta lloraré, pero lo haré porque sé que de nuevo habré vuelto a disfrutar.

Aprovecho para agradecerle al pueblo garachiquense, a los voluntarios, a los fotógrafos, a los hermanos Domínguez y a todos los que estuvieron apoyándonos en la carrera, ojala siempre hubiera tantas personas animando en un deporte de seguimiento minoritario como es el de las carreras de montaña, pero esto va en aumento y que no pare. Gracias Basilio, una carrera preciosa, y muy buena la organización, está vez había duchas y piscina, biennnnnnnnnn. También quiero mandar un beso muy grande a los que nos acompañaron ese día: a mi madre, Fabiola, Raquel, las niñas Ariadna y Carla, Lolo, Jonay y Blanca, somos un gran equipo y como Hugo viene diciendo, el Atlantes pa’ lante, jejejejeje.

Leti

Clasificación

Fotos

7 de octubre de 2012

YCODEN TRAIL 2012

El sábado 29 de septiembre, nos desplazamos algunos compañeros del Atlantes Trail a tierras norteñas con la intención de participar en la 3ª edición de la Ycoden Trail.
Eloy, Abraham y yo fuimos los que iniciamos la marcha a eso de las 17:00 h. desde la playa de San Marcos en Icod. Una vez se dio el pistoletazo de salida arrancamos todos rumbo a la meta con una subida inicial de unos 10 Km que no daban tregua a las piernas y una bajada final de unos 2 Km antes de la llegada a meta. La humedad en el ambiente era considerable pero no llegó a salir el sol y eso era de agradecer. Nada más empezar a correr me puse con la gente de cabeza, quería posicionarme bien, para luego mantener mi ritmo y así lo hice. Prácticamente cuando llevábamos unos kilómetros Roberto Vera y Alexis Clemente ya tenían una ventaja considerable. Desde casi el inicio de la carrera fuimos juntos un grupo de tres que nos íbamos turnando para marcar el ritmo.

Un poco antes de llegar a las antenas nos pilló un buen palo de agua que era de agradecer y que me sirvió para recuperarme un poco del esfuerzo que veníamos haciendo.
Cuando empezamos a bajar, las piedras se encontraban mojadas y resbaladizas, la verdad era un riesgo ir rápido pero ninguno de los de mi grupo quería quedarse atrás.


Llegamos a la zona final de asfalto y a mis piernas parecía que les quedaban algo de fuerza para bajar y apreté con todas mis ganas. Empecé a dejar atrás a mis acompañantes de carrera y a visualizar a un corredor extranjero pelirrojo que fueron de los pocos que me pasaron subiendo. El descenso por asfalto era tal que habían momentos que no podía ir sujetando mi cuerpo y las pisadas se oían fortísimas calle abajo. Supongo que para el corredor extranjero  JÖNG BÜHNER no era nada agradable ir oyendo nuestras pisadas y sobretodo como se le iban acercando. Ya cuando faltaban unos cientos de metros hicimos un giro a la izquierda seguido de una pequeña tramo de subida donde JÖNG BÜHNER  se quedó. No era para menos teniendo en cuenta el ritmo que traíamos. Unos cincuenta metros después la tan ansiada meta. Por finnnnn. Entro a meta haciendo un crono de 1:16:19. que hace que me sienta muy muy pero que muy biennn, quedando en el puesto 15 de la clasificación general y 11 de mi categoría.

 

Momentos despues llegó nuestro amigo Abraham, haciendo un tiempo de 1:29:38 y quedando en el puesto 52, 3º de su categoría. Otro podium para el Atlantes. Muchas felicidades!!!
Nuestro compañero Eloy entra unos cuatro minutos después con un tiempo de 1:33:07, quedando en el puesto 63 de la general y 21 de su categoría. Muchas felicidades para él también.
En general ha sido una carrera muy positiva para el Atlantes como equipo, y a título personal me quedo con muy buenas sensaciones ya que el año pasado hice 15 minutos más y quedé en la posición 42 de la general.
Esto quiere decir que los entrenamientos de Leti están haciendo jajaja.
No me olvido de los compañeros del Atlantes que no participaron por diferentes motivos y que sí estuvieron ahí para animarnos. Leti, Lolo, Jonay, Raquel, Fabiola, Carla que anima mucho a su papá, Juanma, su pareja e hija y familia de Eloy. Si me olvido de alguien que me disculpe. En general a todos los integrantes del Atlantes Trail. Muchas gracias a todos.

Mario


Clasificación:

Fotos:

27 de septiembre de 2012

DE LA I TENEGUÍA TRAIL Y LO QUE ALLÍ ACONTECIÓ BY LETICIA

A La Palma marchamos seis compañeros del Atlantes Trail a disfrutar de un fin de semana en compañía de los amigos del Trecus y del Riverol Running. Allá fuimos, Mario y Raquel, Hugo, Jonay, Lolo y yo. El viernes por la tarde a vendimiar en las viñas de D. Francisco en Mazo, que ricura, hacía años, desde que vendimos nuestros canteros en tierras araferas, que no me afanaba en estos menesteres y vinieron a mi memoria buenos recuerdos.



En la noche, la tan ansiada Party Fiesta Mojitos 3.0, pasando de su sede oficial en Tenerife a la de La Palma, en la caseta de Don Francis Morales y Mary en Mazo. La verdad es que pasamos un buen rato, entre la carne, las papas, el mojo y el quesito palmero, los chistes de Víctor, el toque acompasado de José y los mojitos del Druida Mario y su ayudante Asterix “Jonay”, que estaban de aupa. Nos mandamos dos calderos del brebaje y de allí salimos alegritos directos a la casa de Paquito. Pero como no hay 3.0 sin 4.0, ni noche que pare el ritmo del Atlantes, nos dijimos “…y ahora nos vamos a acostar?...”, “…a pos vámonos de marcha…”, y continuamos en la terraza La Sal Marina Club, y claro algún mojito cayó, pero los del Druida son infinitamente mejores, jejejeje.




El sábado tocaba “aposamiento”, jejejje, visita a la tienda del Riverol Running en San Antonio, donde Esther nos atendió muy amablemente, paseíto por Santa Cruz de La Palma, compritas en el Mercado y recuperación con agua, agua, nestea, aquarius y más aquarius, jejjejeje. Almuerzito y pa la playa de Los Cancajos para “aposar” nuestras posaderas, jejejeje, en la arena, hasta una sobada cayó. Antes de la cena unos estiramientos en casa de Paco y a mumu que tocaba madrugar para llegar a tiempo a Los Canarios en Fuencaliente, donde se desarrollaba la última de las carreras de la Copa Spar de Carreras de Montaña.

El domingo se inició, tras despertarme con una pesadilla muy desagradable, con un sobresalto en mi estómago. Duchita, desayuno en equipo y pa Fuencaliente se ha dicho. En meta saludos a los conocidos y a los amigos palmeros, como siempre los organizadores ajetreados para dejar todo perfecto. Abrazo emocionado a Toño Riverol, -ánimo amigo, lo de hoy lo tienes superado y en breve estarás dando el callo en los montes palmeros-. 
 
A Raquel le tocaba ayudar en el avituallamiento nº1, en el km 5,3 de la carrera, allí fue con Mary y Patricia, y cuenta que se lo paso muy bien. Nosotros marchamos a recoger el dorsal, nos dan la bolsa, corrijo la mochila del corredor, porque eso era, una mochila con la camiseta conmemorativa de la carrera, un bote de sal marina Teneguía, un blister de Physiorelax y publicidad del municipio. De ahí al coche a prepararnos y de paso saludar a más conocidos, como Doris, siempre tan afable.

Toca tomar posiciones en la salida, que se espera muy acelerada ya que es en bajada. Como siempre puntuales salimos a las 10:00 de la mañana y cual balines desde la plaza en descenso, giro a la derecha y pa Las Indias que nos vamos, sendero de picón vertical, lo que implica una bajada rápida y polvorienta, y remontar el descenso con unas subidas prolongadas sobre picón y entre viñedos hasta llegar a una pista ancha que permite correr. Llegamos al primer avituallamiento, el del Pino de Santo Domingo, donde Raquel, mi buen amigo César y Ciara me animan. Llego con alguna sensación extraña en el estómago, pero sigo, cojo melón y plátano y pa el GR se ha dicho.

Subiendo por el GR recuerdo lo mal que lo pase en la Transvulcania, iba con el efecto del antibiótico y el antiinflamatorio y un cordal dando latidos, qué angustia y pensando lo dejo, abandono, no!!! tú puedes, sigue pa lante; y algo parecido me sucedió esta vez. Subo mal, con ardor en la boca del estómago, intentaba respirar y no podía, algo me estaba sucediendo. Por fin se acaba la subida, y viene la bajada hacia el refugio de Los Roques, como me gusta bajar, pensaba ahora me recupero, ni de coña, la bajada fue prolongada y suave sobre una pista en zig-zag, y así varios km hasta llegar al km 12, donde me veo a Jonay, ¿pero tu que haces aquí? ¿qué te paso? ¿y los chicos?. Al verlo me aumentó la angustia en el estómago y pensé en abandonar y quedarme con él. Jonay, antes de ir a La Palma, estuvo un par de días con fiebre y malestar de estómago, y ahora, en carrera, estaba vomitando.

Me dije, si Jonay ha tenido que abandonar, no puedo dejarlo, no podemos ser dos los Atlantes que nos quedemos, todavía puedes seguir, venga tira palante. Y así fue, pero todo fue a peor, el calor me erizaba, pero tengo que seguir, buches de agua, vasos de agua por la cabeza y a seguir. En este desasosiego me adelantaron varias chicas, y sabía que no tenía ninguna posibilidad de podium, pero pensaba, no!!!!, tienes que terminar, Fuencaliente no puede contigo…

Llego al último avituallamiento, km 23,5, y me encuentro con Sarita, “…ánimo Leti...”, ahora me echan media botella de agua por la cabeza y ante mi la famosa cuesta cansada, subida de picón de un 28% de desnivel, un km y algo más y la meta. El agua me vino bien, comencé a respirar profundamente para acompasar el ritmo de subida y logré hacerla en unos 17 minutos, pero al asomar a la carretera vuelve el ardor al estómago, no podía abandonar, mi marido, Mario, Hugo, Jonay, Raquel y amigos me esperaban y lo logré, llegue, pero al entrar me vine abajo.

Intentan recuperar con vasos de agua, hielo en las piernas, y agua fría en la espalda, de pronto el tirite se hizo intenso y en poco tiempo no controlaba mis movimientos, Lolo asustado me dice a la ambulancia y yo que no, que estoy bien, que me recupero enseguida, pero aquello a peor. Los chicos, Leti vete y al final accedí. En la ambulancia, estaban atendiendo a otra persona y mis manos se retorcían y vibraban sin control. Luci me acerca un polar de Toño y me abrigo con él. Cuando la enfermera pudo atenderme, tenía las manos moradas, y empezaba un hormigueo muy desagradable en mis extremidades. Temperatura: 34ºC, hipotermia, es decir, que seguramente en los instantes previos a tomar la medida era aún más baja. Azúcar: hiperglucemia. Tensión: me pone el brazalete empieza a inflar y la mano se retuerce, me quejo del dolor, y lo deja. Se me suben las pulsaciones a 105, intento respirar pausadamente y al cabo de un rato se va pasando todo. Me deriva al centro de salud de Mazo porque no tienen suero. Al salir me encontraba mucho mejor, pero Lolo y los chicos insistieron en ir, y yo les decía que se quedaran, que disfrutarán del almuerzo y la entrega de premios, pero que va, los compis, que son mis mejores amigos, dijeron, donde vayas tu vamos nosotros. La verdad es que no tengo palabras para expresar el agradecimiento que siento hacia mis compañeros de equipo, Mario, Raquel, Hugo y Jonay, son unas bellísimas personas con un corazón enorme y les estaré infinitamente agradecida por su preocupación y ayuda. Y a Lolo que le puedo decir, tú ya lo sabes amor.

Bueno y sigo porque sino me pongo sensiblona y me echo a llorar. Los chicos quedaron muy bien, porque la rivalidad y competencia en las carreras palmeras es dura, pero allí dejaron su impronta. Por orden de llegada, Hugo quedo el 16 con 2:39 y 8 de la categoría, Mario el 23 con 2:43 y 9 de la categoría y Lolo, el 35 con 2:54 y 9 de los veteranos. Jonay, tranquilo, es tu segunda carrera, quedan muchas por delante, mejórate.

Gracias a todos los que se han preocupado por mí en estos días. Toño, gracias por el polar, me salvaste tío. Paquito y César, gracias amigos, un muac pa los dos. Juan Gómez, gracias por tu ayuda en meta. Marian, besitos mi niña. Ascen y Esther, besazos. Francis, gracias y nos vemos en Artenara y al chiquitín, besitos y sabes que lo seguiré intentando, jejeeje, tú me entiendes.

Este finde me ha aportado una nueva experiencia en este mundo del trail, la experiencia de que mis amigos lo son y son de corazón.

La Leti.


                                             




Clasificaciones:



Fotos: 







11 de septiembre de 2012

I MEDIA MARATON “DIENTE DE SIERRA” EN TEGUESTE BY LETICIA RODRÍGUEZ NAVARRO



Solo les aviso que es tanto lo que se ha de contar de este fin de semana que más vale que se sienten, se pongan las gafas de lectura aquellos que las lleven y se relajen para leer este extenso relato…el relato de un fin de semana maravilloso, de un fin de semana que sirvió para demostrar la fortaleza y la animosidad del Atlantes Trail.

Todo empieza el viernes por la tarde, cuando Lolo y yo marchamos al aeropuerto de Los Rodeos a recoger al amigo César del Trecus. Vuelo en hora, nos saludamos y comenta que si no nos importa esperar que viene otro corredor de La Palma y también lo alcanzamos a Tegueste. De repente aparece el amigo Paquito!!!!!, es tremendo mira que lo intenté convencer en varias ocasiones y no había manera, qué no puedo ir!!! Qué es complicado!! Que no se que rollo!!!, toda la semana engañada como una tonta, y claro no habíamos preparado nada de nada en casa para él, así que de castigo le toco dormir en el colchón inflable jajajaja y encima no hubo dulce ni tarta para después de la cena, arrestado, jajajaja.

De aquí a Tegueste a recoger dorsales y encontrarnos con algunos compañeros del Atlantes para empezar la hidratación con la guinness de barril de la cervecería de Los Remedios (ufff que rica está), y explicarle a César y Paco un poco el trazado de la carrera desde la plaza. De ahí pa La Punta, nuestro cuartel general, donde nos largamos la cena y pa la cama a descansar. Creo que no hizo falta el despertador, a las seis y cuarto nos levantamos los cuatro al unísono y cada uno a lo suyo, a mi me toca preparar el desayuno, César juguito de naranja y plátanos, Paco tortas de pan de amaranto con mermelada y te y nosotros pues una combinación de ambas cosas, porque mira que ahora estamos mandándole al saque, los entrenamientos largos dan un hambre!!!!.


Todo listo y a las ocho en punto en Tegueste y lo primero la presentación de los palmeros a los compañeros del equipo que participaban en la carrera. Éramos catorce los inscritos pero Aníbal estaba indispuesto y no puede participar, se quedo desconsolado, tranquilo otra vez será que por carreras que no falte, jejeje.



 
A las y media en punto salen como escopetas las primeras posiciones de lo que a la postre sería la clasificación final, y desde luego fue una llegada muy apretada, porque Dailos del Trecus y Alexis del Carucat esprintaron en un pase por meta agónico y sin aliento, venciendo por un escaso segundo el primero, felicidades Dailos y que tu nueva etapa sea todo lo productiva que esperas.

Mientras tanto los demás corredores trazábamos el track que Tony López nos había preparado, con cuatro subidas, y sus respectivas bajadas, cortas en desnivel pero intensas por lo técnico del terreno, el famoso diente de sierra, jejeje. La primera parte de la carrera resultó entretenida (subida a la Mesa Mota, bajada por las Peñuelas al Mercadillo de Tegueste, nueva subida a las antenas y bajada por Cocós a Las Toscas, en el lado oeste del municipio), comparada con lo que nos esperaba en la parte este, subida a la Mesa de Tejina, con tramos más técnicos, donde hubo que echar mano del trepe para superar algunos pasos altos y ayudarnos de las cuerdas para rebasar el talud antes de coronar la mesa. Seguimos cresteando para alcanzar la degollada, atravesar la era y de ahí de nuevo al casco para iniciar la última de las subidas, la de El Caidero, que resultó ser la más cansina por aquello del calor hasta alcanzar el monte de la Orilla, resolviéndose el final de la carrera con poco más de un kilómetro de cortafuego, el sendero de bajada hacia Tegueste atravesando el fayal-brezal, paso por la placeta, rodear el ayuntamiento y por fin la meta en la calle peatonal, en mi caso, una llegada emocionada lanzando un beso al cielo por todos los que nos han abandonado y no pueden disfrutar con nosotros de estos emotivos momentos.

Muy buena carrera la de los Atlantes que se estrenaban en esto de competir en la montaña, Juanma, Blanca, Jonay, Hugo y Fabiola y, como no, la de los que llevamos unos cuantos kilómetros más en las piernas, Sergio, Juan, José, Abraham, Mario, Toñi, Antonio Chinea y yo; y prueba de ello, según creemos en nuestra modesta opinión, fueron los tiempos y los podium alcanzados por el Atlantes Trail:

Hugo
1:21
Sexto de la general de 14 km y 5 SEN M
Juanma
1:42
45 de la general de 14 km y 3º de M45
Fabiola
1:48
60 de la general de 14 km y 3ª SEN F
Antonio Chinea
1:51
69 de la general de 14 km y 1º de M60
Blanca
1:53
76 de la general de 14 km y 6ª SEN F
Mario
2:33
20 de la general de 21 km y 14º SEN M
Abraham
2:46
40 de la general de 21 km y 2º de M50
José
2:46
41 de la general de 21 km y 5º de M45
Juan
2:51
48 de la general de 21 km y 3º de M50
Sergio
2:52
51 de la general de 21 km y 34 de SEN M
Jonay
2:56
57 de la general de 21 km y 39 SEN M
YO
3:12
96 de la general de 21 km 2ª femenina y 1ª F40
Toñi
3:27
120 de la general de 21km y 1ª F45








Pena nos quedó que tanto Sergio como César tuvieron sendas torceduras de tobillo con tremendas inflamaciones, pero como son hombres de honor, no abandonaron y cruzaron la meta. Ánimo chicos, que en breve estaréis dando caña otra vez. Hay que darle las gracias a Lolo, el pobre no corrió en la carrera pero lo hizo para hacernos las fotos, estar pendiente de nosotros y llevar a César al médico tras su lesión, creo que la próxima vez compite si o si, jejeje.

Tras la entrega y mientras esperábamos por el regreso de César y Lolo del médico, unos cuantos nos fuimos al cuartel general a disfrutar de un ratito de playa y sol y conversar sobre lo acontecido en la carrera, porque no todo es correr, también hay que disfrutarrrrrrrrr

Pero lo mejor de todo es la unión entre los compis del equipo y la confraternización con los amigos del Trecus, y para celebrarlo habíamos convocado nuestra PARTY FIESTA MOJITOS 2.0 que por supuesto fue un rotundo éxito. Lo de 2.0 es poque en el Bestialon de Tejina tuvimos la 1.0 en la plaza de Tejina y….mejor no digo nada más…..jajaja. Gracias a la buena de Ibys -tía eres una todoterreno-, que amablemente nos cedió su casa y tremenda armamos, jajajaja, entre los pollos tomateros, las garbanzas de mi madre, el quesito, varios postres y biscochones (Paco y Lolo repitieron, cómo no!!!!!), ensalada de tomate, etc, etc y más y más comida, vamos que rellenamos lo perdido en la carrera, jejejeje. Incomparables fueron los mojitos elaborados por el Druida (Mario) y su ayudante Asterix (Jonay), y eso que nos faltaba Obelix, jajajaja, y como estimada la compañía de César y Paco, que a pesar de estar continuamente con el facebook y el whatsapping en sus móviles, lo pasaron bien, hasta una rociada de canciones nos echamos, teniendo como guitarristas a Gabriel,  Juan, Antonio y José y como cantantes a todos los presentes, menuda una chorrada de canciones echamos, la pena es que Mario se olvido la flauta, jajaja y entre mojito y mojito se acordaba de la flauta y dónde estará mi flauta, jajaja.







   














 Pero la cosa no paró aquí, el día acabó donde empezó en Tegueste con las fiestas en honor de la virgen de Los Remedios. Este equipo aguanta caña que……jode……jejejeje.


Y para finalizar el domingo nos dimos una vuelta por el norte con los amigos palmeros, comimos en un bodegón de Santa Úrsula y por la tarde fue la triste despedida en el aeropuerto, pero no desesperéis, jijijiji en breve nos veremos porque para la edición de la I Teneguía Trail un grupito del Atlantes Trail volara hasta la isla y Druida avisa que se lleva la receta de su poderoso brebaje….jejejjejjejeje, ¿tendremos PARTY FIESTA MOJITOS 3.0???????


Clasificaciones:



Fotos:



Videos: